Las lesiones sexuales más comunes

Aunque no lo creamos hay muchas lesiones o problemas sexuales que podemos tener a lo largo de nuestra vida y aunque nos podamos sentir avergonzados o únicos la verdad es que es algo más común de lo que creemos. Las lesiones sexuales es algo que pasa día a día y si alguna vez estamos en situación de necesitar una ayuda extra en un centro médico, lo mejor es acercarse al más cercano y pedir ayuda sin ningún tipo de vergüenza.

A continuación, te mostramos las lesiones sexuales más comunes que suelen suceder.

Estas son las lesiones sexuales que más suelen darse en la población

Desgarros vaginales

Es algo muy habitual que puede pasar diariamente. La mayor pista que podemos tener es la presencia de un sangrado abundante tras una relación sexual. La mejor forma de evitarlos es sencillamente utilizar un lubricante para facilitar las relaciones sexuales.

Lesiones de espalda

Aunque sea difícil de creer las lesiones de espaldas debidas a posturas imposibles son más comunes de las que creemos. El descanso de unas horas y el aplicar calor sobre la zona suele ayudar bastante a arreglar el problema.

Infecciones de orina

El exceso de relaciones sexuales puede ocasionar infecciones de orina sobre todo en las mujeres, por lo que lo consejos a seguir más recomendados son orinar antes y después de cada relación sexual y usar un lubricante.

Las infecciones también pueden llegar por la mala higiene del acompañante, por lo que asegurarse de que el compañero o compañera está en condiciones de higiene óptimas tampoco estaría de más

Cualquiera de ellas podemos solucionarla con ayuda médica si lo vemos necesario y no debemos de olvidar de que son cosas completamente normales por lo que la visita a un médico no debe de suponemos un gran motivo de vergüenza.

 

Pin It on Pinterest

Tu llamada más caliente