¿Por qué somos infieles?

¿Por qué somos infieles?¿Sabías que un 81% de los hombres aseguran haber sido infiel en alguna ocasión, frente a un 53% de las mujeres? Según The Richest, los españoles no somos los más infieles, ya que nos encontramos en el octavo puesto mundial en cuanto a infidelidad se refiere.

De hecho, son los tailandeses los que coronan el ránking de infidelidad.

¿Alguna vez te has preguntado qué es lo que nos hace comportarnos de esta manera? Vamos a intentar llegar a alguna conclusión a través de las siguientes líneas.

Todo lo que debes saber sobre la infidelidad

Lo más normal es que pensemos que la infidelidad es un acto egoísta, una venganza o una pasión que no hay forma de controlar, incluso hasta que existe algún tipo de maldad sobre esta forma de controlarse… pero lo cierto es que esto no suele ser así. Las principales razones que propician una infidelidad son:

-Frustración.

-Búsqueda de afecto.

-Necesidad de sentirse querido.

-Desamor.

Es imposible saber qué es lo que piensa todo el mundo, y cada relación es muy diferente. Hay quienes coinciden en que la fidelidad está relacionada con la cultura; y es que es bastante probable que alguna vez hayamos sufrido alguna, incluso aunque no lo sepamos.

La mayoría de nosotros coinciden en que resulta mucho más fácil perdonar una infidelidad si el encuentro ha sido carnal y ocasión, que si se trata de una relación mucho más emotiva y afectiva. Pero será cada persona quien tendrá que conocer que es lo que quiere, y si realmente está preparada para perdonar a tal nivel.

Hay ciertos elementos que ayudan a protegernos ante una infidelidad, aunque no son infalibles: entre ellas destacamos la comunicación entre la pareja, tener una autoestima alta, además de cuidar la relación día a día. Sin embargo, hay personalidades que tienen una mayor tendencia a buscar nuevas sensaciones, a no tolerar la rutina. Incluso hasta se ha demostrado que las infidelidades podrían ser síntomas de estrés, incluso hasta se podrían llevar a cabo de forma compulsiva en ciertas ocasiones.

Hay quienes creen que la infidelidad está en los genes, y que no se puede hacer nada contra ella. No obstante, los científicos no han podido encontrar nada concluyente en base a esta creencia, y los altos niveles de testosterona no sirven como excusa a nadie.

¿Y tú? ¿Has sido infiel en algún momento de tu vida? ¿Qué te llevó a ello?

Pin It on Pinterest

Tu llamada más caliente