Exceso de lubricación

La lubricación vaginal es absolutamente necesaria para una experiencia sexual plena ya que facilita que el pene pueda deslizarse con facilidad dentro de la vagina, incluso con un preservativo puesto, pero así como la sequedad vaginal puede ser un problema y se soluciona con lubricantes en gel, el exceso de lubricación también lo es.

Las mujeres que lubrican en exceso suelen pensar que es algo de lo que avergonzarse y lo mantienen en secreto, pueden llegar incluso a perder la sensibilidad durante las penetraciones lo cual es un problema bastante molesto a la hora de hacer el amor.

¿Cómo podemos evitar el exceso de lubricación?

Si bien es cierto que no existe ninguna solución mágica que nos seque el exceso de lubricación vaginal si es cierto que hay algunos pequeños tips que podemos seguir para poder disfrutar la relación de la forma más natural, aunque debemos tener en cuenta que estos consejos son temporales y debemos acudir a nuestro ginecólogo en la mayor brevedad posible.

Evitar los estímulos demasiado intensos puede ser una buena forma de lubricar un poco menos ya que a mayor excitación mayor lubricación, como contrapunto eso hace que la relación sexual sea menos satisfactoria.

Utilizar toallitas para eliminar el exceso de lubricación, si queremos disfrutar plenamente de la relación pero el exceso de lubricación nos lo impide, podemos limpiar la zona genital con toallitas intimas y seguir disfrutando, es un poco engorroso, pero es una solución muy efectiva.

Además de estas recomendaciones temporales lo mejor que puedes hacer es acudir a tu ginecólogo a que me trate el exceso de lubricación, es un problema generalmente hormonal y con unas pastillas tus niveles de hormonas pueden volver a la normalidad y disfrutar de tus relaciones como siempre lo has hecho.

Lo más importante si tenemos una relación de pareja sana y estable es confiarle nuestro pequeño problema y afrontarlo juntos, si por el contrario estas sola no tengas miedo ya que el exceso de lubricación se puede tratar y es más común de lo que te imaginas.

No te lo pienses y acude a un profesional.

Tu llamada más caliente