Posturas sexuales para practicar en verano

La libido aumenta en verano, al mismo tiempo que aumenta las temperaturas. Sin embargo, no siempre tenemos todo el sexo que nos gustaría debido al elevado calor que tenemos que aguantar, y al sudor que provoca y puede hacer que nos quedemos literalmente pegados a la cama.

Una de las posturas sexuales que solemos mantener en cuanto llegan las altas temperatura es colocarlos lo más cerca posible de la esquina de la cama para no nos llegue la cálida respiración de la otra pareja… y es que esto es muy caluroso. El problema es que tampoco es muy erótico. Tenemos que encontrar una forma de no tener que poder estar fresquitos, y al mismo tiempo evitar estar chorreando por el sudor.

Los juegos refrescantes pueden ser una buena manera de empezar: si tienes piscinas o jacuzzi, aquí tenéis la mejor manera de evitar las altas temperaturas. Si no, siempre os quedará la ducha o la bañera. También hay algunos lugares al aire libre con los que podéis probar.

Sin más dilación, te indicamos algunas posturas sexuales que pueden ayudaros a estar frescos mientras mantenéis sexo en verano:

Las mejores posturas sexuales para verano

Sentados

La idea es que uno se ponga encima del otro, con el objetivo de que los genitales estén en contacto y tener la movilidad necesaria sin estar incómodos por pasar mucho calor. Su pareja estará sentada y tú te pondrás encima.

chica para posturas sexuales en verano

Puedes empezar cara a cara, con el objetivo de que el momento sea más especial. Cuando lo vas conveniente, te puedes girar y darle la espalda. Esto os permitirá mantener la posición conectados, pero al mismo tiempo no sudaréis. Ahora bien, si esta postura no te termina de dar la comodidad que buscas, quizá valga la pena decantarse por la postura en la que el se tumba, para que así solo estén en contacto los genitales y los cuerpos se alejen lo máximo posible.

Perrito a 4 patas

Otra de las posturas sexuales frescas con las que podemos probar en verano. Es muy fácil de llevar a cabo, no tenemos que estar en forma y el contacto que existe es mínimo. Podemos tener un contacto total con el cuerpo de nuestra pareja, pero al mismo tiempo no pasar demasiado calor. Es una de las posturas sexuales fáciles que más excitación produce.

Tan solo habrá que colocarse sobre las manos o rodillas y dejarnos lleva. En el caso de que se pretenda variar un poco y elevar la intensidad, una buena manera de hacerlo es apoyarse en los antebrazos.

Paralelo

La idea de la postura en paralelo es colocarnos uno al lado del otro, bien boca arriba, o bien de lado, pero lo realmente interesante es que empecéis con esta postura con el poder de los preliminares. Avanzad a lo largo del cuerpo de la otra persona trabajando sus zonas erógenas, aquellas que sabes que le gustan. Entonces empezad a masturbarnos o ir por turnos. Esta última alternativa puede ser muy interesante, ya podréis entrar como en una especie de bucle de excitación que acabaréis como se os antoje.

Usad una mesa

Para conseguir unas posturas mucho más frescas podemos ponernos de pie, o utilizar una mesa. La ventaja de estas posturas sexuales es que dejan que corra mejor el aire entre los dos. Deja que la otra persona te cachee contra la pared y seguir la práctica sexual como se os antoje. No solo es una buena opción para practicar la penetración, también puede usarse para mantener sexo oral, para excitarnos.

Si no quieres estar mucho tiempo de pie, siempre puedes decantarte por una mesa alta.

Estas son las mejores posturas sexuales para practicar en verano.

Pin It on Pinterest

Tu llamada más caliente