Orgasmos sincronizados, cómo conseguirlos

Muchas parejas creen que tener orgasmos sincronizados es solo una quimera un imposible, es posible y fácil, solo tienes que seguir unas sencillas pautas.

La comunicación es fundamental, si un miembro de la pareja está demasiado excitado y siente que ya va a terminar debe comunicarle a su pareja que baje el ritmo para poder llegar ambos a la vez.

El contacto visual también es un factor importante, ya que los gestos y la respiración hacen que la comunicación sexual sea plena y podamos entrar en sintonía uno con el otro.

Saber tocar los puntos de mayor excitación de nuestra pareja cuando estemos a punto de llegar al orgasmo, eso hará que se acelere su momento y podáis llegar ambos a la vez.

 

Orgasmos sincronizados

 

Una correcta estimulación del clítoris en la mujer es importante, ya que ellas tardan entre 10 o más minutos en llegar al clímax y los hombres lo consiguen entre 3 y 5 minutos, debemos ganarnos esos minutos que sobran.

Experimentar con las posturas más morbosas asegura que el orgasmo será todo un éxito en el momento más deseado, dejando la que más clímax nos provoque para cuando estemos a punto de terminar.

Utilizad todos vuestros sentidos para disfrutar las relaciones sexuales al máximo, la vista, el olfato, el gusto, el tacto, el oído, no os agobiéis y sentir el momento de manera única, si llega el momento de terminar juntos será maravilloso, sino habréis disfrutado una experiencia más que os ayudara a conoceros y aprender como satisfaceros de manera mucho más completa.

Jamás debéis frustrados por no conseguirlo en los primeros intentos, no es algo que se consiga de la noche a la mañana, requiere práctica y conocer a la pareja perfectamente, ambos debéis estar de acuerdo en intentarlo, si no lo estáis, deberéis respetar los tiempos de cada uno y disfrutar de la relación de forma sana y plena.

Llegar a tener orgasmos sincronizados no es sinónimo de una mejor o peor relación sexual, simplemente es una forma más de disfrutar de las relaciones sexuales con tu pareja, disfrutarlas y aprender de ellas.

 

Tu llamada más caliente