Cómo proponerle a tu pareja una relación abierta

Si te ves en la necesidad de pedirle a tu pareja disponer de una relación más abierta, primero habría que ver dónde están los límites y que entendemos por relación abierta, así que citaremos algunos casos antes de aconsejarte.

 

Relación abierta ¿Si o no?

 

Desde siempre se ha venido castigando en diferentes religiones la poligamia, aunque no en todas. Disponer de un gran número de mujeres permitido por tu religión, en algunos casos, incluso mal interpretada, no es ni de lejos una relación abierta. Estos son los casos más comunes que buscamos a la hora de pedirles a nuestra pareja este tipo de compromisos:

 

  • Intercambio de parejas: ya sea a través de bares de copas especializados en este tipo de citas totalmente discretas o porque en tu grupo de amigos os lo habéis propuesto, son muchas las personas que a día de hoy se intercambian sus hombres o mujeres con el fin de que su amor disfrute de nuevas relaciones sexuales.

 

  • Introducción de un tercero: conocido como trío, son una de las proposiciones que escuchan mujeres de sus parejas debido a que es una de las principales fantasías de los hombres.

 

  • Visitar chicas de compañía: por épocas de baja autoestima o falta de apetito sexual, son muchas las mujeres que piensan que la mejor forma de no perder a su pareja es dejarle mantener relaciones sexuales con mujeres de compañía, ya que por lo general piensan que acudirán a ellas para desahogarse y no terminarán en enamorarse de ellas, sintiéndose seguras y no pasando así el mal trago de mantener relaciones sexuales en una época que no apetezca.

 

Si estas son algunas de tus fantasías y quieres proponérselo a tu pareja, ha de ser de un modo calmo, pausado y siempre que tengamos la certeza de que podemos aspirar a un sí por respuesta y es que en caso de no aceptar, incluso se podría enfadar y al final tus ganas de libertad terminar por dejarte sin pareja.

 

El sexo es cosa de dos, nadie es más que nadie y tienes derecho a proponer el tipo de relación que desees, pero la misma ha de ser aceptada por tu pareja o en caso contrario, seguramente pagues las consecuencias en forma de separación o de discusión donde te lo recordará casi a diario.

Tu llamada más caliente