Cirugía genital femenina

Bastante más población de la que creemos tiene complejos que le pueden llevar a la abstinencia sexual por culpa de sus genitales, la población más afectada es la femenina. Tener los labios inferiores más grandes que los superiores es hoy en día algo que con una pequeña cirugía se puede arreglar y cada día son más mujeres las que recurren a ello. A través de la cirugía genital femenina muchas mujeres pueden solucionar sus complejos en la vagina.

¿En qué consiste la cirugía genital femenina?

Sentirse cómodas a la hora de mantener relaciones sexuales es algo que desean todas las mujeres que las practican y esto en ocasiones no es posible por su aspecto vaginal, se auto convencen de que no van a resultar agradables hasta el punto de no mantenerlas.

Los casos más leves son siempre estéticos, como rebajar un poquito la altura del pubis, o coser el himen para restaurar la virginidad, algo que últimamente está muy de moda tengan la edad que tengas las mujeres, otras de etnia gitana lo hacen por el honor de la familia a la hora de contraer matrimonio.

Algunas mujeres tras su primer parto quedan con sus genitales mal, ya sea por grosor o por altura por lo que la cirugía les devuelve la confianza que tenían anteriormente.

Las pacientes más jóvenes suelen elegir una cirugía en la que los labios externos sean inferiores y la vulva se cierre por completo sobre ellos sin existir piel sobrante, delineándose solo una fina línea vertical.

Las más adultas suelen seleccionar un rejuvenecimiento vaginal y un estrechamiento de la piel de la vagina en la que se retira un exceso de tejido quedándole mucho más pequeña y tersa esta cirugía se realiza mediante tratamiento con láser en varias sesiones.

Estas cirugías se han puesto de moda tras las declaraciones de las celebrities que cada día en afán de hacer públicas sus excentricidades las publican en las revistas mas leídas consiguiendo que miles de mujeres acudan como zombis a realizarse cualquier tipo de cirugía que les cambie y les haga sentirse mejor anímicamente.

Si de verdad necesitas una cirugía para sentirte mejor adelante, si solo lo haces por pura estética, medítalo bien, es para toda la vida.

Pin It on Pinterest

Tu llamada más caliente