Sexo con una nueva pareja

Cuando comenzamos una nueva relación siempre tenemos dudas sobre cómo serán nuestras relaciones sexuales con ella ¿Nos gustara? ¿Sabrá satisfacer todos nuestros deseos?

Volviendo a tener sexo con una nueva pareja

¿Le gustaremos? ¿Lo haré como más le gusta? Tener sexo con una nueva pareja es una experiencia diferente y por eso vamos a tratar todas las dudas que abarca en este post.

Estas pequeñas dudas podremos resolverlas nada más mantener la primera relación sexual con nuestra nueva pareja, pero si no ha salido como nosotros esperábamos lo mejor es que hablemos con naturalidad sobre nuestros gustos sexuales en la cama, sin tabúes y totalmente sinceros.

Si por el contrario no podemos mantener esta conversación, bien sea por vergüenza, falta de confianza o inseguridad, lo mejor es ir indicando poco a poco en cada relación sexual como nos gusta que juegue o donde nos gusta que nos acaricien, de manera sutil y delicada para no ofender a la otra persona, de forma que parezca un juego, así la otra persona sabrá que puede y que no puede  hacer.

Sexo con una nueva pareja

Mantener silencio si la relación sexual no funciona es un grandísimo error, ya que la otra persona no puede adivinar que gustos tenemos a la hora de hacer el amor y es posible que lo esté haciendo todo mal, el sexo es cosa de dos, no podemos permanecer callados solo por satisfacer a la otra persona. Para ello os recomendamos algunas cosas calientes que decir en la cama para que os podáis poner bien a tono.

Nuevas experiencias sexuales

Las primeras veces pueden resultar muy placenteras o totalmente desastrosas, pero si la otra persona nos gusta de verdad deberemos amoldar algunos de nuestros gustos y explicar las cosas que preferimos, de este modo conservaremos más tiempo la relación y tendremos relaciones sexuales plenas mucho antes.

Si hemos tenido la suerte de que lo hace todo tal cual nos gusta no tendremos que cambiar nada salvo que queramos probar cosas nuevas con ella, en cuyo caso lo mejor es hacérselo saber cuánto antes, no sea que acabe enamorado y luego se lleve el mayor susto de su vida. Siempre puedes añadir un punto picante a tus experiencias si alguien te escucha a través de nuestro teléfono erótico, o si prefieres algo más potente puedes preparar una videollamada porno para que os excitéis al máximo.

Las relaciones sexuales algunas veces son complejas, pero no tenemos que hacerlas aún más difíciles, podemos disfrutar los dos, simplemente bastara con mostrarle el camino a la otra persona y saberle guiar u orientar para llegar al orgasmo de la forma más placentera posible.

Pin It on Pinterest

Tu llamada más caliente