Realidad virtual y sexo

El sexo es algo que a todo el mundo le gusta. Todo el mundo quiere practicarlo, mucha gente quiero verlo. Como tal, la industria del cine para adultos se enfrenta a un reto fundamental para su existencia. La industria pornográfica tiene ante ella un reto y es que la gente quiera seguir consumiendo porno. ¿Será la realidad virtual y sexo esa nueva alternativa?

La evolución del porno fue muy lenta hasta el año 2000, cuando la velocidad de Internet se disparó y permitió un acceso más fácil a la pornografía. Esto tuvo un claro y rápido efecto en la sociedad y es que el sexo se convirtió en algo más “normal”. Podríamos decir que se liberó a los directores de televisión y escritores para incluir el sexo (tanto el acto físico, y las conversaciones sobre el sexo y la identidad sexual) en sus shows y escritos.

En la actualidad podemos ver en la televisión series y películas que no se cortan nada a la hora de tratar los temas sexuales. Juego de Tronos podría servirnos de ejemplo. El sexo en la televisión es más frecuente que nunca. Pero ya no sólo el sexo en la pequeña pantalla ha dado un salto de percepción si no que cada vez son más los formatos en los que podemos ver sexo y siempre con el fin de que se ajuste a la realidad lo máximo posible.

Ahora, con total acceso a ella, la pornografía “normal” simplemente no es tan atractiva. Entonces, ¿qué va a hacer la industria para asegurarse de que su contenido recupera ese atractivo sexual especial?

realidad virtual y sexo

Realidad virtual y sexo nunca han estado tan cerca

La industria para adultos siempre ha adoptado las nuevas tecnologías, empujando los límites – fue uno de los primeros en abrazar el HD y las tecnologías 3D – y siempre está tratando de ofrecer a sus espectadores una nueva manera de ver películas para adultos .Como tal, la industria está buscando sacar provecho de la última tendencia tecnológica, la realidad virtual y se cree que en 2020 esto será todo un hecho.

Está claro que los consumidores están buscando una manera mucho más envolvente de ver pornografía y con la llegada de la realidad virtual como las gafas Samsung Gear u otras similares de sus marcas competidoras, la industria del porno está buscando sacar provecho de lo que está previsto que llegue.

La idea detrás del concepto de realidad virtual porno es simple. Póngase un par de gafas de realidad virtual y un auricular y que sumérgete en la acción. No dejes nada a la imaginación porque formas prácticamente parte de la actuación de la escena. Realidad virtual y sexo nunca han estado tan cerca.

Pin It on Pinterest

Tu llamada más caliente