Mis comienzos en el sexo telefónico

Pues bien, siempre he sido muy viciosa. Me gusta el sexo, sí, ¿por qué no admitirlo? así que comencé a adquirir malos hábitos, frecuentar lugares no muy comunes para una señorita y meterme en líos …
Viendo que mi vida comenzaba a tomar un rumbo no muy aconsejable debido a mis ansias por buscar sexo en cualquier parte tuve que reflexionar un poco y ver hasta donde me conducirían todos estas malas costumbres así que decidí realizar un viaje y pensar un poco en mí y en mi estilo de vida. Fue en ese viaje donde conocí a una chica que se dedicaba a esto de las líneas eróticas y la verdad es que la idea me resultó bastante atractiva la idea de practicar sexo telefónico puesto que era una “vía de escape” de mi vida anterior y así ganaba algo de dinero.
Desde que comencé en esto he tenido bastantes experiencias tanto buenas como malas que os iré contando en este blog para que me conozcáis un poco más.

Sólo deciros que soy una verdadera viciosilla a la que le encanta el sexo tanto con hombres como con mujeres, practicarlo siempre que pueda e innovar a través de nuevas experiencias sexuales.

No me gusta la gente reprimida aunque debo confesaros que muchos hombres reprimidos me han llamado para tener sexo telefónico conmigo y eso me ha puesto de lo más cachonda. ¿Tu eres uno de esos hombres? Pues llámame al 803 401 462 y comprobarás cómo me gusta el vicio. Te pondré a tope con mis gemidos, mi respiración entrecortada y mis experiencias sexuales de todo tipo y en cualquier lugar. Deja la timidez a un lado y llámame para conocerme. Descubrirás un mundo lleno de placer a tu alcance donde puedes relajarte y olvidar las preocupaciones diaria a través del sexo telefónico. Te espero muy mojada y caliente cariño. No lo dudes.

Pin It on Pinterest

Tu llamada más caliente