Mejores posturas para el sexo anal

¿El sexo anal todavía es un tabú para vosotros? Si os gustaría entrar en este mundillo, o por si queréis mejorar vuestra experiencia, aquí os hemos preparado una selección de posturas para sexo anal sin dolor.

Anteriormente te hemos contado los secretos para superar el miedo al sexo anal, ya que en nuestro teléfono erótico suelen llamarnos mucho con ganas de practicar sexo anal. Nuestras telefonistas son expertas en ello y por eso te recomiendan las siguientes posturas:

¿Cuáles son las mejores posturas para sexo anal?

Estas posturas son interesantes porque hacen más fáciles la penetración. Sin embargo, es conveniente explora hasta obtener la postura que nos es más cómoda:

Postura lateral

La ventaja de esta postura es que permite conseguir un control mayor sobre la profundidad de la penetración.

Para llevarla a cabo, tan solo nos tendremos que tumbar de lado. Nuestra pareja tendrá que colocarse de lado, detrás de ti.

mejores posturas para sexo anal

Abre las piernas y pon la pierna superior hacia atrás, de tal forma que cubra tu pareja.

Una de las razones para usar este tipo de posturas para sexo anal es que los dos tendréis las menos libres para acariciaros.

Postura El Perrito

Todo un clásico en el sexo que también se ha colado en este listado de las mejores posturas para sexo anal. Es muy fácil de practicar.

La persona que va a ser penetrada se tendrá que poner a 4 patas, aunque también puede ser de rodillas apoyando los brazos y la cabeza.

La otra persona se colocará por detrás, de rodillas.

postura del perrito para sexo anal

La gran ventaja de esta postura para mantener sexo anal es que permite conseguir una penetración muy profunda. Quizá sea algo dolorosa y molesta al principio, pero a la larga descubriremos que es una de las mejores opciones.

Posición cabalgando

En esta posición, uno de los miembros de la pareja se tendrá que tumbar boca arriba y el otro se sentará encima. Así, la penetración será más sencilla de conseguir, por lo que estamos hablando de posturas para el sexo anal para empezar, para quienes todavía no hayan empezado con estas prácticas.

También es fácil para controlar la penetración de la misma: evitará el dolor para los iniciados y permitirá que consigan más aquellos que ya lo tengan dominado.

Al mismo tiempo, esta postura también es perfecta para que los dos miembros tengan total libertad de tocarse.

Posición boca abajo

La siguiente postura requiere que el miembro de la pareja que va a ser penetrado se coloque en posición boca abajo. La otra persona se le pondrá encima y así podrá controlar con detalle la penetración y podrá disfrutar mejor de la práctica anal.

Hay un pequeño truco que permite conseguir una mayor comodidad con esta postura: aquella persona que esté ubicada boca bajo puede ponerse un cojín o pequeña almohada en el área del vientre. Esto permite tener una pequeña elevación para facilitar la comodidad, pero no será tan elevada como la que se conseguiría con la posición de El Perrito.

Posición de pie

Uno de los problemas de practicar posturas para sexo anal es mantener el equilibrio. Hasta que lo logremos mantener, una buena opción es la postura boca arriba, pero manteniéndonos de pie.

Además de mantener el equilibrio, también será más fácil que los dos mantengan el movimiento.

Consejos clave para estimular la zona anal y reducir el dolor

Ya hemos visto las mejores posturas para sexo anal en el apartado anterior; vamos a ver algunos consejos clave que permitirán reducir el dolor:

  • La importancia de la lubricación: a diferencia de la vagina, la zona del ano no cuenta con la lubricación natural que se cabría esperar. De aquí la importancia de usar un buen lubricante. Es preferible que sea a base de silicona, para evitar cualquier molestia con la fricción.
  • Estimulación sin prisa: el sexo anal se debe cocinar a fuego lento, sin prisas. Dedica a tu tiempo todo el tiempo que necesite para estimularlo, para conseguir la penetración poco a poco. Un recurso que funciona muy bien es la doble estimulación: esto quiere decir que, mientras estimulamos al ano, también nos masturbaremos los genitales.
  • Higiene: por supuesto, la higiene es vital a la hora de practicar sexo anal. Antes de empezar a practicar sexo, es importante darse una ducha juntos. No es recomendable pasar directamente de la vagina al ano, ya que esto podría provocar importantes infecciones.

Estas son las mejores posturas para el sexo anal que te conviene conocer y algunos prácticos consejos para iniciarse.

Tu llamada más caliente