El sexo de reconciliación

Ninguna persona se libra de haber experimentado el sexo de reconciliación. Básicamente es una práctica que realizamos después de haber tenido una bronca con nuestra pareja y luego, sin saber cómo, nos hemos terminado acostando con ella.

Algunas personas aseguran que es incluso mejor que el sexo tradicional.

Ahora bien ¿Es realmente bueno para nuestra pareja? A continuación vamos a profundizar un poco más sobre este tema tan polémico.

 

Sexo de reconciliación: ¿Bueno o malo?

El principal problema del sexo de reconciliación es que se suele utilizar para ocultar un problema evidente.

Cualquier discusión tiene un detonante; digamos que hay un tema en el que los dos miembros de la relación no están de acuerdo… pero no solo eso, si no que es lo bastante grave como para poder ocasionar un clima de inseguridad y de graves problemas.

Con este tipo de sexo, en vez de encontrar una solución lógica al problema, lo que hacemos es cubrirlo con un denso manto y olvidarnos de todo… lo cual es un error. Este problema no va a desaparecer con el tiempo ni mucho menos; más bien todo lo contario. Volverá y con mucha más fuerza de la que tenía en un principio.

Algunos expertos lo han llegado a comprar con el efecto que puede llegar a producir la cocaína en el cuerpo (o cualquier otro tipo de sustancia adictiva). El problema de esto es que asociamos nuestro placer únicamente al sexo en nuestra relación; cuando nos salimos de él somos incapaces de poder encontrar una salida al problema.

En el caso de que os encontréis en esta situación y realmente queráis salvar vuestra relación, te aconsejamos que te pongas en contacto cuando antes con un sexólogo especializado para que podáis iniciar un tratamiento adecuado.

Pin It on Pinterest

Tu llamada más caliente