Literatura erótica ¿Está de moda?

La literatura erótica existe desde el inicio de los tiempos, el hombre siempre escribía fantasías eróticas en los libros con la esperanza de que sus historias sirviesen a otros como entretenimiento o como aprendizaje, la literatura erótica se relaciona directa o indirectamente con el sexo y erotismo, llegando incluso a concluir un libro sin la necesidad de haber leído una relación de sexo explícito pero si momentos muy cargados de erotismo. Algunos de los libros más atrevidos pueden llegar incluso a ilustrar sus relatos eróticos con fotografías o ilustraciones que hagan que sintamos aún más el momento.

De un tiempo a esta parte se cree que la literatura erótica estaba en declive pero lo cierto es que con la llegada de internet cada día son más las páginas webs que se dedican a escribir literatura erótica, alguna incluso permitiendo a sus usuarios subir sus propios relatos o historias, sean estas ciertas o no.

Literatura Erótica

Los relatos eróticos cumplen la mayoría de las veces fantasías que de otro modo estarían prohibidas o no pueden realizarse por no dañar los sentimientos de terceros o por estar mal vistas por la sociedad, de ahí que leerlas en un buen relato erótico se convierte en la mejor opción.

Consumir literatura erótica no es menos habitual ni menos sano que consumir contenido erótico del tipo visual o juguetes eróticos, la estimulación sexual comienza en el cerebro y un buen relato erótico puede hacer que sintamos que somos los protagonistas de esas historias.

Leer un buen libro erótico puede ayudarnos a practicar posturas sexuales que antes nunca habíamos imaginado o a soñar con fantasías eróticas que ni siquiera pensábamos que eran posibles.

La literatura erótica puede incluso ayudar a una pareja a tener fantasías sexuales nuevas y renovar su actividad sexual de manera que nunca había soñado.

Leer literatura erótica no es algo de lo que debamos avergonzarnos, es tan sano como el sexo y tan cultural como leer un libro sobre misterio.

Si nos gusta la literatura podemos adquirir libros tanto en librerías físicas de toda la vida como en librerías online para nuestro lector digital.